jueves, 9 de julio de 2009

Elecciones sin Opciones

Después de las elecciones del pasado 5 de julio en México, caigo en la cuenta de CUANTO ODIO A LOS POLÍTICOS, la verdad es que la forma de como se hace política en este país (no se si suceda en otros) es simplemente una guerra por repartirse un gran pastel con el cual aseguran la forma de pagar sus cuantiosos gastos con el dinero de los impuestos, y es que sin importar que partido sea, al menos para mi, todos demuestran que lo único que persiguen es el poder.

Y aunque los primeros culpables en que esto siga así, son ciudadanos como yo, es decir que no sabemos como exigir resultados a esas personas, pero esto no pretende ser ni un regaño a nadie, ni pretendo ser la voz del pueblo.

Simplemente todo se resume a que la realidad en la cual viven los políticos es muy distante a la que vive el ciudadano común, basta con ver salarios y prestaciones, así que ellos carecen de ese sentido básico en la toma de decisiones.

Creo que es bueno que existan diferente formas de pensar, la diversidad puede enriquecer la toma de decisiones, así que la existencia de diferentes partidos políticos bajo diversas corrientes políticas es algo natural, pero cuando los primeros en violar sus ideologías y estatutos son los mismos partidos, lo único que queda es la sensación de que nos están dando atole con el dedo y en realidad no existen opciones.

Ahora solo queda ver todo el circo que se preparará para las elecciones presidenciales del 2012

2 comentarios:

Luis Art dijo...

Tristemente es cierto, en esta ocasión muchos protestamos con el voto nulo o en blanco, pero no es ni tantito suficiente.

Mi analogía de la política va con el futbol, y es que hay gente, que sigue incondicionalmente a un equipo (partido) cuando, los jugadores, cambian de un equipo a otro según sus propios intereses, o las decisiones de los directivos.

saludos

Letyvonne dijo...

odio no haber tenido la oportunidad y el derecho!!! de votar en el extranjero. El PRI de regreso, de verdad?? que clase de generación somos que permitimos que regresen... no quiero ni pensar en las presidenciales, pero seguro estaré ahi para votar cueste lo que cueste...